Salidas de verano

En estas fechas casi todos salimos de vacaciones, casi todos estamos ya desesperados por disfrutar de nuestras merecidas vacaciones, unos días de descanso de todo lo que llevamos acumulado durante el año, ya seas estudiante, tras un curso largo y duro, o trabajador después de aguantar al jefe y sus paranoias durante tantos meses, las vacaciones son merecidas. Y es que nos gusta la playa más que a un niño un caramelo, y más cuando estás trabajando todo el año.

Por esto elegimos un destino tranquilo, a los que le gusta disfrutar de la playa cogen la carretera de Andalucía y acaban pasando una semana en un hotelito de la playa en Málaga o Cádiz, Otros prefieren el mediterráneo y se adentran en la playas de Valencia o Benidorm para disfrutar de las playas de esa zona.

Los que preferimos el norte como en mi caso, nos hacemos unos cuantos kilómetros para poder disfrutar de las playas del norte. En la salida que realizamos el año pasado tuvimos que parar a buscar desguaces zaragoza porque se nos averió el coche y nos dejó tirados en la cuneta de una carretera de próxima a Zaragoza.
Por suerte fue cosa de poco y encontramos la pieza en el desguace al que recurrimos, y nos ayudaron en todo lo que necesitamos en aquel momento.

Las personas que vivimos en el centro, tenemos que recorrer muchos kilómetros en busca de las playas ya sea en el norte o en el sur, las dos zonas nos pillan a una distancia considerable.
Los afortunados de vivir en las zonas costeras o por lo menos más cerca de las playas, tienen la fortuna de poder acudir a la playa en cualquier ocasión, ya que a pocos kilómetros de ellas se encuentran, los demás, los que vivimos más lejos, acudimos a ellas en estampidas en las vacaciones estivales, como si nuestra vida dependiera de eso.

Aunque también están las vacaciones de navidad estas son distintas, las de verano se disfrutan de otra manera, las de navidad son unas vacaciones mas familiares, mas de pasar en casa de los abuelos comiendo turrones y mazapanes, volviendo a ver a los que están fuera y celebrando las fiestas sin más complicaciones, sin embargo las vacaciones de navidad son sinónimo de risas, diversión, playita, mojitos y cañitas fresquitas y de todos lo placeres que nos pone a nuestro alcance el verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *